Por qué le digo Si al tetero

Mi historia con el tetero inicia desde que yo era bebé 😉 y debo confesar que tomé biberón hasta los cinco años, es decir, yo me acuerdo acostada en la cama de mis papás viendo televisión y tomando un frascado (de Choco Listo, entre otras). Pero el pediatra terminó con este gusto especial cuando le dijo a mi mamá que yo ya estaba muy grande para seguir con eso y debía dejarlo de inmediato. Fue así como tuve que pasar al vaso normal y no volví a tener esos reconfortantes momentos.

Luego durante mi vida escuchaba cómo el tetero afectaba los dientes, el habla y hasta el oído en los bebés, y aunque entiendo las razones médicas, para mi eso aún no era muy claro pues nunca tuve ninguno de esos problemas y eso que fui del promedio que por más tiempo tomó biberón.

Cuando llegó mi hijo mayor, esa decisión no era una opción, porque la única manera en que yo podía irme tranquila a terminar mi carrera y luego a trabajar era que mi hijo aprendiera desde muy pequeño a tomar de mi leche con el tetero. Así que a sus quince días de vida supo lo que era un chupo de silicona. Yo debía almacenar y extraer mi leche todo el tiempo para que él tuviera la reserva necesaria en casa. De hecho pudo tomar de mi leche hasta los 8 meses de edad gracias a este sistema. Aunque luego pasó a leche maternizada y Klim hasta los tres años, cuando yo decidí que ya era suficiente y el placer del tetero se le acabó.

He visto con el tetero muchos beneficios, por ejemplo; nuestros hijos no dependen  única y exclusivamente de nosotras, podemos integrar en gran medida al papá, quien lo puede alimentar mientras nosotras hacemos otra cosa, como bañarnos y arreglarnos. Incluimos también más personas como los abuelos y abuelas. Cuando están más grandes y son niños que no comen mucho, en el tetero podemos darles muchos nutrientes que quizá no están recibiendo.

Además les puedo decir que ninguno de mis hijos ha sufrido problemas en la boca, dientes, lengua, habla, oídos y demás problemas de salud que le atribuyen a este maravilloso invento.

Eso sí recomiendo cosas básicas para su uso:

  • Mientras el bebé tome leche debe esterilizarse siempre después de cada uso, para eso existen ahora los magníficos esterilizadores de microondas que no permiten que en un descuido se quemen y vaporicen los chupos.
  • Tener mínimo tres biberones.
  • No descuidar nunca al niño cuando lo está tomando para evitar una atorada o atragantamiento con el líquido.
  • No permitir que se queden dormidos con el chupo en la boca porque se les puede derramar el líquido por fuera de la boca y llegar hasta el oído.
  • No permitir que otros niños se lo den sin supervisión de un adulto.
  • Usar jabón líquido suave y el respectivo cepillo para el lavado, así evitas que queden rastros de jabón.
  • Usa en lo posible teteros anti reflujo, las marcas Avent y Dr. Browns son las que yo siempre utilicé y las recomiendo a ojo cerrado.
  • Con el uso del biberón hay más producción de gases en los recién nacidos, debes tener el cuidado de sacarlos todos una vez el bebé termina de comer.
  • Nunca el tetero debe reemplazar una comida, (en bebés grandes) es decir que si tu hijo no come mucho, nunca dejes de intentar que lleve a su boca los alimentos sólidos para que aprenda a masticar. El tetero es la última opción para comida de sal, de resto, yo lo uso como complemento en las nueves, las onces y luego de la comida para irse a dormir. Es decir, mis hijos desde los nueve meses, aproximadamente, se toman tres teteros diarios, luego van dejando las tomas del día y al final sólo lo usan para calmarse en la noche antes de dormir.

Como dato curioso, las niñas lo dejaron antes de los dos años, en cambio a los niños les gusta más y al pequeño, que acaba de cumplir los dos años, lo veo aún lejos para dejarlo, le gusta demasiado.

Así que si necesitas o ves como una opción de ayuda para la crianza el uso del biberón, adelante!!! sigue las recomendaciones y ensaya. Si ves que a ti te funciona y a tu bebé también por qué no usarlo.

Espero que este artículo que haya servido. Cualquier duda o sugerencia no dudes en contármela y te ayudaré a resolverla.

Puedes seguirme también en Facebook, Instagram y YouTube como Conexión en Familia y @conexionenfamilia.

Felíz resto de día!!!

Anuncios

Un comentario en “Por qué le digo Si al tetero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s