Ufff… cuando el hogar te agobia

Como les había contado, estuve muy alejada de mi blog las últimas semanas debido a cambios de casa, pero en este momento ya me encuentro ubicada y con todos los recursos a la mano, así que de nuevo quiero contactarme con ustedes para compartir mi día a día en familia.

Pero, por qué usé este título? porque ahora que estoy literalmente estrenando casa, ha sido para mi un reto mantenerla linda y ordenada 😀 (es decir casi un imposible por más de 30 minutos) y aunque soy consciente de lo difícil que es, me he esforzado tanto que ahora tengo un dolor de cabeza casi crónico, así que esta semana me puse a pensar y dije no más… si hay mugre en el piso, basta con una barrida, no con trapeada incluída, que si tengo mucha ropa para doblar, pues lo voy haciendo poco a poco hasta terminar y cada uno guarda su montón.

Como tips sencillos les recomiendo hacer un menú semanal, así no tienen que matarse pensando cada día qué preparar para luego darse cuenta de que no tienen los ingredientes. Se hace el mercado semanal para preparar las comidas que ya eligieron.

También tener un horario con las actividades, yo acabé de actualizar el mío y decidí dejar al menos dos horas diarias para mi y mis cosas. Obviamente no es alejarme y dejar botados a mis hijos, sino estar en casa pero con actividades definidas para ellos que los entretengan un poco mientras yo puedo escribir, leer, meditar o hacer ejercicio.

Horario

Este deseo conllevó a sacrificar una hora de sueño diaria ya que me estoy levantando antes de lo normal, todo esto con el fin de no afanarme, ni sentir que el tiempo no me alcanza y al final de la semana volverme a lamentar por lo que no hice.

Entonces algo que les recomiendo a todas las mamás y los papás cuando se sientan agobiados con los quehaceres del hogar , y lo estoy poniendo bastante en práctica ahora, es parar un instante cuando queremos llorar por el jugo que se regó o las manchas de barro en el piso, tomar aire y hacer las cosas sabiendo que el tiempo junto a nuestros hijos pasa muy rápido, que con un regaño el jugo no se limpia solo, y que cuando menos pensemos, quizá ya estaremos solos de nuevo extrañando el desorden y el mugre en nuestras casas.

Para más consejos y temas puntuales puedes escribirme a conexionenfamilia@gmail.com.

Si te gustó este artículo te invito a que me sigas en Facebook y en Instagram como @conexionenfamilia, o #conexionenfamilia.

Feliz día!!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s